miércoles, 14 de julio de 2010

Propiedad intelectual, cylons y vampiros

En uno de esos momentos de debates jurídico vitales que nos planteamos en el despacho, esta mañana @Alvarezcepeda y yo, hemos llegado a plantearnos de quién sería la titularidad de los derechos de propiedad intelectual de una obra realizada por un replicante creativo de Blade Runner (pongamos un replicante poeta). Los derechos de propiedad intelectual, ¿serían del replicante o del creador del replicante?
Todo ha empezado por un planteamiento jurídico acerca de los derechos morales de autor sobre el software libre.
Cómo hemos llegado de la propiedad intelectual del software libre a los derechos de autor de los replicantes son cosas que pasan.
Lo cierto es que no estoy tan familiarizada con los replicantes como con los cylons porque, en el caso de los cylons, no me cabe ninguna duda de que los derechos de autor pertenecen al cylon por muchas razones que ahora no tengo tiempo de explicar.
El caso es que, aunque no directamente relacionado con la propiedad intelectual, me he acordado de otro planteamiento que me hice hace tiempo tras leer un libro de la cazavampiros Anita Blake en el que me planteaba cuestiones importantes legales del mundo vampírico :)
Lo repesco aquí, aunque ya no sea ese el último libro de la saga que me he leído:


"En el último libro que leí de la Cazavampiros Anita Blake, “El cadáver alegre”, Anita dejaba entrever con cierto secretismo que estaban preparando ya legislación para regular la situación legal de los vampiros, zombis y demás seres muertos que, en ese momento de la saga, están en el absoluto limbo legal.
No sé cómo habrá quedado el tema en los siguientes libros de la saga porque todavía no los he localizado en la editorial Giagamesh (...)Ya se sabe cómo son estos temas hasta que un proyecto de ley sale adelante…
Sin destripar mucho el argumento, en “El Cadáver Alegre”, la hechicera Dominga Salvador se aprovecha de ese vacío legal para hacerle verdaderas perrerías a algún que otro zombi. A Anita no le hace ni puñetera gracia, es verdad.
Yo me imagino que en esa regulación legal que está pendiente de salir adelante, si es que llega, se tendrá en cuenta no sólo los derechos de estos seres sino también sus obligaciones y que, por tanto, habrá una regulación penal para determinar su imputación en delitos.
Hasta ahora Anita Blake, la Cazavampiros, se encarga de ejecutar a los vampiros si se pasan de la raya. No hay presunción de inocencia ni juicio justo. Se los carga (...)Esa regulación pendiente podría dejar en el paro a Anita como cazavampiros."


¿Es complicado verdad? Tratar de aplicar la normativa existente a una realidad (ficción) que va por delante de esa norma.
Y ojo con la ficción que ya he leído casos de expropiación forzosa en Second Life...
A veces con la Ley de Propiedad Intelectual y el software libre nos pasa lo mismo pero, mientras la norma no se adapte a la realidad, habrá que interpretar la norma con lo que tenemos ;)

1 comentario:

  1. ...supongo que para conseguir un sistema replicante eficaz y/o "poeta" sería necesario un entrenamiento distribuido lo que supondría que los derechos intelectuales de dicho replicante pertenecerían a la comunidad. ¿Una mente open source?...Quizás falte poco para ello.

    ResponderEliminar